11/7/08

179 - Cayucos azul y rojo

:

:


:::::

¿debiera poder la ira a la pena?


:::::
:::::


///LMA 043/080711 - Cayucos Azul y Rojo
///foto: 080614/C6519-6532 - Cayuco azul y cayuco rojo
///música: Herbaliser - Moonsequence
///enlace: Post complementario en OutraVacaNoMilho
///enlace: English version: Red and blue fishing boats

20 atentas miradas:

Kpax :

Amigo ñoco, ojala fueramos mucha gente la que opinaramos asi, no tenemos el monopolio del buen vivir, deberiamos intentar reestablecer el equilibrio, ahora, por su bien, en su momento fue por el nuestro.

un abrazo.

circe :

Tema complicado...al fin y al cabo todos tenemos que perseguir nuestros sueños...

Carlota :

Ya que me he excedido en extensión en el otro lado seré breve: ¿por qué pienso en ellos y veo humanidad en estado puro? Ojalá no tuviesen necesidad de desplazarse hasta nosotros, y pudieran permanecer con sus sueños de inocentes cumplidos, en su tierra. Ojalá.

Cris :

pues tremendo post Ñoco, no, la ira no debe ceder ante la pena, pero no se trata de rabia, de enfado o de luchar contra imposibles, ni pienso que se trata de sentir lástima por el infortunio de otros y quedarnos así, diciendolo, exponiéndolo, se trata más bien de abrir los brazos a quien llega, a quien involucremos en nuestras vidas, y se trata también de guardarle profundo respeto al que se quedó en el camino, porqué intentó su sueño, porque luchó y se arriesgó y perdió, como pierden tantos otros, mientras otros tantos ganan. Se trata de darnos cuenta de que TODOS podríamos haber nacido en el otro lado, un seludete

Mandarina azul :

Nunca hubiera pensado que un humilde guisante podría encerrar la esencia de la sensibilidad.

:)

Sosbe, Ñoco.

Roy Jiménez Oreamuno :

Increíble el juego de colores y como cambia la perspectiva de la misma fotografía.

Me gusto el cierre, ojala que todos encontremos la tierra prometida como los mismos pájaros.

Y lastimosamente los buitres seguirán en la tierra haciendo festín de todo lo putrefacto que esta misma produce.

Sera la vaina o esa coraza lo que nos va a proteger a nosotros mismos, de todos los demás. O la felicidad estará en la tierra prometida.

Algún día lo sabremos con seguridad.
Saludos

jordicine :

Lo que no tendría que haber es diferencias por el color de la piel. Bonito post. Y si féramos todos transparentes? Un abrazo.

Tesa :

Como la vaina esconde la promesa del fruto jugoso, los cayucos transportan los sueños de los desesperados, los sueños viajan en cuerpos doloridos, hambrientos, y a veces los sueños se quedan en el mar donde se mezclan con las lágrimas mansas de los que ya no tienen ni fuerza para llorar a los que va dejando atrás.

La posibilidad de llegar al paraíso, mantiene una débil conexión con la vida.

Cayuco rojo de muerte, cayuco azul de esperanza y solidaridad

Conmovida, te dejo un beso, ñoco.

isabel :

Unfortunately there is something else they can lose, their human dignity, their worthy honour and respect.
HHK

Roy Jiménez Oreamuno :

Increíble todo lo que el Cayuco de Cristal nos muestra, ojala que nue4stros sueños no sean de tan frágil cristal y que podamos soñar con tierras lejanas y hermosas. Ya que todos somos ciudadanos del mundo.

El final inesperado, se formo en agua para buscar a los suyos, los encontraría, algún día, valió la pena construir el Cayuco de Crista, y tantos muertos bajo el Cayuco.
Saludos

RAMMSES :

Dramático, veo esos cayucos llenos de esperanzas y a la vez de frío. Sus sueños pueden más, esa ansia de liberta. Los sueños va así a un puerto del cielo y son más poderosos que el miedo a los buitres o la sorpresa de ser asaltados por ellos
Dramático... algo que duele.
Las composiciones fotográficas como siempre impecables.
¿Cómo hiciste con los colores?
Un abrazo amigo mío.

Sureña :

Y ¿realmente es la Tierra Prometida lo que encuentran a su llegada?... las ilusiones se pierden en el mar...

Besicos dobles por mi ausencia :)

Castigadora :

Que triste es que en estos casos Libertad sea igual a decir "Muerte".

Un gran post.

Besos

rc :

Ñoco, muy bueno el post y el símil de las imágenes para un tema tan duro.

Madame Vaudeville :

Qué bien tratado el tema, qué bella la metáfora de la vida dentro del frágil cayuco cual dulce guisante en su vaina tierna, qué sensibilidad la suya... Debiera la ira ganarle a la pena.

Besos grandes como su corazón

Paseando por tu nube :

Que triste y que bello
Triste es dejar su tierra, su familia, su gente, para conseguir la libertad de vivir, muriendo
Bello es tu post, tus palabras rodeando esas imágenes tan descriptivas.
Me voy unos días, te seguiré buscando en la red
Un beso de grandes esperanzas

Giuditta :

La ira puede ser utilizada como combustible y la pena como el motor para promover los cambios necesarios. Ambas supeditadas a la razón que pide justicia. Por otra parte, los cayucos son el desenlace infeliz de un problema raíz, el pecado original: la depredación de África por Europa y su abandono.
No, no debe poder la ira a la pena. Deben poder el amor y la razón para lograr soluciones.
sohcum soseb

Giuditta :

Te decía que tengo la dicha de haber nacido con acromatopsia racial. Aunado a eso, aunque no exactamente apátrida, carezco de arraigo y tengo influencias culturales múltiples. Desde chica fui la extranjera y me identifico profundamente con los exiliados y los refugiados. El rechazo de los lugareños que te ven morado, ni rojo ni azul. Siempre morados, siempre ajenos.
Promovamos la tolerancia para vivir en paz
Besos pacíficos

Marina :

Necesitaba una foto para mi post. He puesto en google "esperaqnza roja" imágenes y me ha salido esta fotografía. No voy a utilizarla, ya he robado suficiente, otro robo más y seré descubiertas. No me gustaría la cárcel viviendo en un sitio donde el otoño tiñe mis ojos para que el verde permanezca hasta la próxima primavera. No, no robaré tu foto.

¿Debiera poder la ira a la pena? dices. La ira sólo oculta la pena...momentaneamente. Pero es sólo una opinión, seguramente sin ningún valor... y a estas horas menos.
Besos, rojos, claro.

Esmeralda :

Deliciosa y originales fotos, una demostración más de tu ingenio.
Siempre los cayucos serán rojos, lo malo y lo que remueve las entrañas es que siempre existirán esos cayucos.
Un post genial, como siempre

PiA